TU HIJO PARECIDO

TU HIJO, TU ESPEJO.

HIJOS “OASIS”, HIJOS “MAESTROS”.

EL HIJO CON QUIEN MÁS PROBLEMAS TIENES, ES EL QUE MÁS SE PARECE A TI.

En toda familia conformada por dos o más hijos, siempre hay un hijo al que llamo “Oasis” y un hijo al que llamo “Maestro”. El oasis es ese hijo o hija que casi se auto-forma y se auto-educa, a veces parece que ya nació formado y educado. ¡Es tan fácil ser padre de ese hijo!, es responsable, no da problemas y la relación con él o ella fluye fácilmente.

El hijo “Maestro”, en cambio, nos voltea al revés, es el que nos hace MADURAR, APRENDER y CRECER, EL QUE NOS HACE LEER LIBROS, IR A TERAPIA, CURSOS, CHARLAS Y CONFERENCIAS para encontrar la forma de LIDIAR con él, nos hace volver los ojos al cielo en busca de ayuda y con ello nos acerca a nuestra parte espiritual. Nos acerca a un Ser Superior, el cual cada quien nombra o concibe a su manera.

Es difícil ser padre de estos hijos “Maestros”, a veces pensamos que están mal, que hay algo equivocado en ellos, pero créeme, no es así. Yo creo profundamente que nuestras almas —las de los padres y las de los hijos— se atrajeron mutuamente para crecer juntos; dicho de otro modo, nosotros elegimos a nuestros hijos y ellos nos eligieron a nosotros. Si te suena descabellado, revisa con todo detenimiento lo que ese hijo “Maestro” te ha “OBLIGADO” a APRENDER y BUSCAR; las búsquedas siempre conducen a algo bueno. Con los hijos difíciles tenemos la mejor oportunidad de aprender, entre muchas otras cosas, el AMOR INCONDICIONA.

No significa que los demás hijos no nos ayuden a aprender y a crecer, ellos lo hacen de diferente manera, por otros caminos; tampoco significa necesariamente que el hijo “Oasis” será el más sano, exitoso y feliz, y que el hijo “Maestro” será el enfermo, fracasado y des-adaptado; te sorprenderá saber que, con frecuencia, EL HIJO DIFÍCIL ES EL MAS SANO DE LA FAMILIA.

Hay muchos factores que debemos tomar en cuenta para emitir un pronóstico respecto a salud y enfermedad, o éxito y fracaso en la vida, incluso tendríamos que definir primero a qué le estamos llamando éxito, fracaso, salud y enfermedad. …..

Estoy convencida de que el Amor puede romper patrones de relación disfuncionales que se vienen arrastrando de generación en generación, reivindicando a las generaciones anteriores y liberando a las siguientes de seguir arrastrando esos patrones.

Estoy convencida de que el AMOR es la respuesta a los problemas del mundo y que no importa qué comportamiento
dicte la sociedad, tu hogar es tu santuario y el de tus hijos y
sólo tú puedes decidir qué quieres cultivar en él.

Por Martha Alicia Chávez. Extracto de “Tu Hijo, tu Espejo “.

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir la barra de herramientas