EL SÍNDROME DEL JUBILADO

Uno de cada tres jubilados tiene problemas de adaptación cuando deja de trabajar, y es importante prevenir y tratar el denominado síndrome del jubilado que se manifiesta con alteraciones como insomnio, hipertensión, trastornos digestivos, cardiovasculares y reducción del deseo sexual.

María de Los Ángeles Aguilera Velasco, investigadora del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), refirió que las personas que dejan de laborar después de varios años sufren de estrés, ansiedad, pesimismo, depresión, propensión al alcoholismo y alteraciones sociales como la pérdida de relaciones, soledad, dependencia y violencia doméstica.

La especialista advirtió que si no se toman las medidas necesarias para evitar los problemas de adaptación, existe un importante impacto de la calidad de vida de los jubilados como consecuencia de mantenerse aislados y no encontrar sentido a su existencia.

Agregó que es adecuado el descanso para este sector de la población, pero no todo el tiempo porque la inactividad los hará sentir poco productivos; para la experta universitaria,el séptimo arte es una opción para ayudar a los jubilados en su proceso de adaptación, encauzamiento del ocio y el diseño de un nuevo proyecto de vida.

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas